Blog de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Marista - Campus Ciudad de México

CLOSE
CONTACT

CLOSE
SUBMIT

“Hacia una arquitectura extrema” Anticipar/ Improvisar

Por Itzel Sagú García

Rem Koolhaas/Conversaciones con estudiantes

“Hacia una arquitectura extrema” Anticipar/ Improvisar

* Limite de la Envolvente Mediante este texto Rem Koolhaas nos da una breve visión de la arquitectura, dando consejos con ayuda del piloto Chuck Yeager en base a sus experiencias y así aplicarlas en la vida del arquitecto. Una de ellas es anticipar e improvisar, “La regla básica para sobrevivir a un combate aéreo es nunca ser predecible” basándose en las experiencias que tuvo en guerras a las que fue enviado este consejo pensando como arquitecto es sumamente importante, ya que para tener un buen proyecto siempre hay que innovar, no dejar que se anticipe una idea de nuestro trabajo para nunca ser derribado. Esto me lleva a otra frase de Yeager que no puede faltar para nuestra profesión, “Se dice que en el límite encontramos peligro, pero esta es solo otra manera de decir que estamos condenados a comunicarnos críticamente con un gran número de dimensiones a la vez”. Como bien dice, nunca hay que limitarnos, tanto en la vida como en lo que más nos gusta hacer, creo yo que nuestra carrera tiene muchísimas ramas que con el tiempo descubriremos y poco a poco exprimiremos, a veces nos estancamos en lo básico y este es un error muy común en nosotros, pero como lo dice Yeager afortunada o desafortunadamente tendremos que comunicarnos, en este caso con los conocimientos que se vayan acumulando. Para mi estudiar arquitectura no fue uno de mis planes, pero como todos sabemos la vida da muchas vueltas y hoy puedo decirles que es un arte visual, todo lo que imaginemos lo creamos y eso me parece magnífico, sin duda ser estudiante de arquitectura es una de mis mejores experiencias.

Volar con la Bala ” Hacia una Arquitectura extrema”

Por Karla M. Cadena Sánchez

REM KOOLHAAS “Conversaciones con Estudiantes”

* Agenciamiento Maquimico

* Anticipar/ Improvisar * Limite de la Envolvente

*Volar con la Bala

Koolhaas basa su proyecto arquitectónico en el cambio de la arquitectura, dejar la vanidad y descubrir el potencial de las condiciones existentes y transformar la modernización; Esto es una posición fundamental, renunciar a lo que esta predeterminado o a las condiciones históricas. Se habla de peligro en este caso a la visión activa que se mueve y cambia con forme se trabaja, a no basarte con lo ya establecido si no aventurarse al cambio, proponer y expresarse libremente por esta razón el optimismo radica en Koolhaas y es incompatible con el utopismo. En Koolhaas se encuentra un proyecto arquitectónico definido en el sentido tradicional y de una nueva manera de mantener los espacios sociales y económicos juntos; Con sus geometrías potentes y rígidas en muchos sentidos es una arquitectura extrema. Para la creación de una arquitectura verdadera se podría utilizar la regla que utilizaron los pilotos en un combate aéreo NUNCA SER PREDECIBLE esto es buscar rutas y maniobras para no quedarse bloqueado. Ver más que tu adversario y afrontar el espacio y los cambios “Se el primero en divisar al enemigo”. En resumen el arte es lo que todo arquitecto visionario debe buscar, mirando hacia delante buscando una extensión en el futuro y en el tiempo. El vacío Koolhaas lo reconoce como una fuente de potencial creativo porque esta indeterminado.

Volar con la bala o ¿Cuándo empezó el futuro?

Por Jonathan Daniel Teja Trejo

Este texto habla sobre el procedimiento que el arquitecto Rem Koolhas realiza a la hora de construir y diseñar sus obras, para hacer el texto mas entendible kwinter quien es el que escribe el texto compara al arquitecto con un aviador de la segunda guerra mundial.

Se dice que para Rem Koolhas la arquitectura está desapareciendo gracias a que la gente ya no está innovando. La mayoría de las nuevas generaciones se están basando en cosas que ya están hechas en la historia propia de la arquitectura y Koolhas habla del optimismo, el menciona que es importante dejar a un lado el optimismo y  crear nuevas formas que nunca antes se han visto, dejar de caer en lo cotidiano, se trata de descubrir la realidad para finalmente trabajarlo y moldearlo hasta crear una nueva forma.

Es por ello que la arquitectura debe llevarse al límite, a pesar de los riesgos que esto implique ya que es ahí donde se encuentra el peligro, es decir,  la arquitectura peligrosa,  la que abandona todo lo conocido y busca las nuevas formas.

Entonces de ahí podemos hacer una comparación con las palabras dichas por el piloto Yeager, donde él comenta que estando en combate no puedes dudar de nada ya sea de la estrategia que tienes, de donde está la palanca para disparar o cualquier botón, incluso ir un paso delante siempre hay que estar observando no en 2 dimensiones como las guerras de barcos sino en 3 dimensiones. Yeager comenta que en una ocasión lo iban siguiendo y el tuvo la visión de anticiparse a los movimientos de su rival, de tal manera logro sacar ventaja y en otra ocasión lo único que logro hacer fue llevar a su rival al límite, como a la altura máxima a la que pueden estar el llego al máximo donde el rival ya no siguió el juego por miedo a lo que dice Koolhas llegar al máximo nivel de riesgo.

Con lo anterior rescatamos que los arquitectos deben estar un paso adelante en todo, tener una técnica que supere todas las adversidades que lo rodean dentro de la construcción, dejando a un lado el dudar si lo que está haciendo está bien o mal, más bien es un modo de arriesgarse a tener todo o nada, llegando a recibir algún beneficio mayor a lo que él espera.

Por último es importante recalcar el punto de la innovación y adentrarse al futuro, para así poder conocer las nuevas tecnologías y los nuevos implementos que serán utilizados para la creación de nuevos métodos de construcción.

Que la bala vuele con nosotros - Por Enrique Tovar

En conversaciones con estudiantes de Rem Koolhas podemos encontrar una breve visión del arquitecto respecto a la arquitectura. Pero en uno de los capítulos incluye 4 consejos del piloto de guerra Chuck Yeager que podemos aplicar en nuestra vida y profesión.

Nunca he volado un avión y mucho menos participado en un conflicto bélico -aunque guerras tenemos todos- pero estos consejos marcan la pauta para ser un gran piloto. Descubrí que tengo una gran ventaja, una muy grande. El objetivo de Yeager en todas sus batallas siempre fue no ser derribado, luchó por sobrevivir.

 Los consejos de Yeager son absolutamente validos; agenciamento maquínico, anticipación, límite de la envolvente y volar con la bala. Suenan como la fórmula perfecta, pero estoy seguro que no tuvo la fortuna de disfrutar lo que hacía. Tenemos que hacer lo que amamos.

Nosotros –espero- estudiamos arquitectura porque en ella encontramos lo que más nos gusta, esto es solo un juego. A veces se nos olvida, creemos que solamente es algo con lo que tenemos que cumplir. Y aunque mentiría diciendo que desde niño quise ser arquitecto, puedo decir que una de las mejores casualidades de mi vida.

A veces pensamos que no tenemos nada que decir a los grandes arquitectos de nuestro tiempo. Pero yo le daría uno a Koolhas: Divertirse con lo que hacemos y hacer lo que amamos porque estos cuatro consejos son solo una pequeña parte de algo mucho más grande.